ES | EN | FR | EU

  Nuestro jamón

Nuestro jamón

Una condición indispensable para obtener un auténtico jamón ibérico de bellota es la dehesa (bosque rico en bellotas), en la que los cerdos se crían en total libertad. Sin ella no sería posible un jamón ibérico de bellota 100% en régimen extensivo.

Los jamones ibéricos de bellota con denominación de origen de Extremadura del bar La Olla, son criados en la dehesa y se caracterizan por una serie de parámetros que influyen en nuestros sentidos:

  • La vista. Son de color rojo intenso y brillante con grasa nacarada.
  • El tacto. Son ligeros, sedosos y suaves en contacto con la grasa.
  • El olfato. Son dulces y penetrantes.
  • El gusto. Son una sensación explosiva en nuestro paladar, terciopelo en la boca, fundido lento y retrogusto infinito.

Son necesarios más de 36 meses en la bodega para obtener nuestros jamones ibéricos de bellota con denominación de origen de Extremadura.

En el bar La Olla trabajamos con casas extremeñas las cuales conservan en la elaboración de sus productos todo el conocimiento y el saber hacer de las tradiciones artesanas extremeñas. Una experiencia secular cuya base es el respeto al peculiar ecosistema de las dehesas, cubiertas de encinas, alcornoques y quejigos, en el que se crían y alimentan los cerdos ibéricos con los que elabora su reconocido jamón ibérico de bellota con denominación de origen de Extremadura, curado durante al menos 36 meses en bodega, para que alcance su punto óptimo de consumo, asegurando la calidad de cada una de sus piezas controlando todo el ciclo productivo desde la selección, alimentación y cría del ganado, hasta su distribución y comercialización. Todo para que este manjar único llegue a vosotros con todas sus cualidades gastronómicas intactas.